Los tatuajes más peligrosos según la zona del cuerpo

Los tatuajes más peligrosos según la zona del cuerpo

Vamos a estudiar cuáles son los tatuajes más peligrosos, para lo cual tendremos en cuenta las zonas que pueden suponer un mayor riesgo de infección o de que se produzcan problemas y dolencias tanto en el presente como de cara al futuro, pudiendo de esta forma tomar una decisión más acertada acerca de qué parte de nuestro cuerpo tatuar.

Los genitales entre los tatuajes más peligrosos

Vamos a comenzar con los tatuajes en los genitales, y es que se trata de uno de los tatuajes más peligrosos que podemos hacer en nuestro cuerpo.

Estamos hablando de una zona muy sensible donde el proceso de tatuado es bastante doloroso, pero además, también existe un mayor riesgo de infección, con lo cual, aunque se trate de un tipo de tatuaje que se ha puesto bastante de moda, lo cierto es que todavía no se tatúa con excesiva frecuencia precisamente por miedo a lo que pueda ocurrir.

Debemos recordar que esta zona es bastante húmeda, muy especialmente durante los meses de calor, lo cual hace que el proceso de cicatrización sea mucho más lento y complicado, a la vez que aumenta el riesgo de infección y en una zona donde ésta puede llegar a ser de considerable gravedad.

Tatuajes en el interior de la boca

Cada vez se solicitan más tatuajes en el interior de la boca, incluyendo tanto el paladar como la lengua e incluso la parte interior del labio.

Sin duda alguna se trata de tatuajes originales pero muy poco recomendables por sus riesgos.

Cabe partir de la base de que, pese a que nuestra boca tiene sistemas de protección muy eficaces frente a infecciones como pueden ser las mucinas de la saliva así como las diferentes bacterias que viven en simbiosis dentro de ella, también es una zona que tarda mucho en cicatrizar y se encuentra muy húmeda, así como expuesta a otras bacterias perjudiciales que pueden ser causantes de infecciones.

De hecho, las propias bacterias simbiontes ya pueden suponer en sí un riesgo para nosotros.

A todo esto también debemos añadir el hecho de que hablamos de una zona donde los tatuajes desaparecen con mucha rapidez, por lo que no es precisamente una de las mejores combinaciones que nos debamos plantear.

Los tatuajes en la planta del pie

En los últimos meses hemos observado que también se han puesto de moda los tatuajes en la planta del pie, otra alternativa curiosa y muy llamativa que es posible que os hayáis planteado en algún momento.

En primer lugar es importante entender que esta es una de las zonas más dolorosas para tatuar, a la par que también es sensible y las cosquillas están generalizadas en la mayor parte de personas, por lo que la combinación de dolor y cosquilla durante el proceso no es fácil de soportar.

Por otra parte, en poco tiempo desaparece a la par que la cicatrización es lenta y más dolorosa, con un grado de riesgo de infección muy considerable.

Recuerda que si te tatúas esta parte del cuerpo, tampoco podrás andar durante varios días.

La moda de tatuar los ojos, otra de las zonas del cuerpo donde se realizan los tatuajes más peligrosos

Hay una moda que se ido extendiendo bastante en los últimos años que no es otra que la de tatuar los ojos.

Básicamente, este tipo de tatuaje implica inyectar tinta directamente en el ojo, lo cual supone un riesgo muy elevado que puede incluso llevarnos a perder el ojo.

No obstante, no es habitual que ocurra algo así, pero realmente nos estamos exponiendo a ello, por lo que hablamos de un riesgo que en la mayor parte de casos es innecesario.

Dibujar sobre nuestro cuerpo puede ser algo muy bonito y expresivo, pero es importante que, antes de tomar una decisión, conozcamos cuáles son los tatuajes más peligrosos en base a la zona del cuerpo que vayamos a tatuar, de manera que podamos elegir de forma consciente si queremos o no correr ese riesgo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
Avantgarde Tattoo Collective