Cómo saber si un tatuaje está infectado

Cómo saber si un tatuaje está infectado

Hacerte un tatuaje en Barcelona es una forma fantástica de expresar tu creatividad y tus gustos e incluso ideas, pero también es muy importante que tengas en cuenta que, durante los primeros días, va a ser esencial que te preocupes por sus cuidados. Vamos a explicarte cómo saber si un tatuaje está infectado, de manera que puedas proceder rápidamente a solucionar este inconveniente para evitar los riesgos para tu salud que esto puede suponer.

Aprende a saber si un tatuaje está infectado

Debemos partir de la base de que, para la realización de un tatuaje, se producen pequeñas heridas en la zona a tatuar, lo cual, siempre y cuando esté bien cuidado y atendido, no va a revestir ningún tipo de peligro.

Sin embargo, es habitual que en nuestro día a día no cumplamos del todo con las recomendaciones del profesional tatuador en Barcelona, o incluso que cualquier imprevisto o situación a la que tengamos que hacer frente, suponga un riesgo de entrada de bacterias en esta herida.

Cuando esto ocurre, se produce la infección del tatuaje, algo que es importante solventar con la máxima rapidez posible en primer lugar para garantizar tu seguridad, y en segundo lugar con el objetivo de conseguir que el tatuaje no se deteriore.

Vamos a aprender cuáles son los signos que te van a permitir saber si un tatuaje está infectado, pudiendo de esta forma detectar la infección desde su inicio para actuar rápidamente y así minimizar los riesgos:

  • La zona se empieza a enrojecer más de lo que estaba en horas anteriores.
  • Aparece irritación que se va extendiendo (recuerda que después de hacer un tatuaje, es normal que haya un poco de irritación, la cual ira disminuyendo conforme vayan pasando las horas y los días.
  • Comienza a aparecer la inflamación.
  • Después de 48 horas, empiezas a notar escozor en la zona afectada.
  • Aparece dolor de cabeza horas después de haber realizado el tatuaje. También debe recordar que en sesiones muy largas, es normal que puedan dar un poco de dolor de cabeza cuando salgas del gabinete, pero no es habitual que este se desarrolle tiempo después.
  • La fiebre después de una sesión de tatuaje se puede dar en algunos casos siempre y cuando la sesión se alarga intensa, ya que básicamente es una reacción del cuerpo ante una amenaza. Sin embargo, si esta fiebre se desarrolla días después, puede ser el signo de que se pueda estar produciendo una infección en la zona tatuada.
  • También es habitual que notes dolor cuando tocas alrededor del tatuaje, el cual debería haber desaparecido unas horas después de realizado el dibujo.
  • En algunos casos en los que la infección se ha desarrollado más de la cuenta se presenta un olor desagradable.
  • La infección también dará lugar a secreciones de pus que pueden ser de color verde o amarillo.
  • Finalmente, en algunos casos se pueden llegar a desarrollar llagas en la zona afectada, en cuyo caso también será signo de que la infección avanzado.

Principales peligros de que un tatuaje se infecte y no sea curado

Si mantenemos unos cuidados básicos del tatuaje, es muy complicado que se llegue a infectar, pero nunca estamos completamente a salvo de que esto pueda ocurrir.

En el caso de que se empiece a desarrollar la infección y observemos los signos mencionados en el apartado anterior, es importante proceder a su curación con rapidez, de manera que podamos evitar los principales peligros de la infección como son:

  • Desarrollo de una infección que se puede extender a otras partes del organismo.
  • Entrada de bacterias que puedan suponer un serio riesgo para la salud de la persona afectada.
  • Aparición de dolor o escozor en la zona del tatuaje.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Avantgarde Tattoo Collective