Eliminar tatuajes, las dudas más habituales

quitar tatuajes en barcelona

Antiguamente, cuando querías eliminar un tatuaje se borraba mediante láser o dermoabrasión y ha diferencia de ahora, quedaba en la piel una cicatriz del tamaño del tatuaje que querías borrar, en la actualidad los avances nos permiten utilizar técnicas menos invasivas y nos enfocamos directamente sobre el pigmento del tatuaje, eliminándolo en varias fases.

¿Cómo se realiza la eliminación del tatuaje?

El método de eliminación se realiza con uno de los láser más avanzados, utilizando la última y más novedosa de las máquinas especializadas en la eliminación del tatuaje. Con estás máquinas se emite un haz de luz que se dirige directamente a las partículas de tinta, de esta manera, las fragmenta en otras de tamaño más pequeño y se eliminan a través del sistema linfático, es decir, que nuestro propio cuerpo absorberá la tinta que vamos eliminando de nuestra piel. El daño sobre la piel es muy pequeño, de hecho, en unos pocos días desaparecerá la cicatriz. En Avantgarde además te proporcionaremos las cremas necesarias para que el proceso de cicatrización vaya más rápido.

El tratamiento es un poco molesto, durante el proceso es habitual que se aplique frío sobre la piel o alguna crema anestésica para minimizar el dolor que pueda causar el laser en la piel.

¿Cuántas sesiones necesitaremos para eliminar el tatuaje?

Hay varios factores que influyen a la hora de quitar el tatuaje:

  • El Color: hay pigmentos que son más complicados de eliminar como el azul, amarillo, verde o blanco, y otros que se eliminan con mucha más facilidad como pueden ser el negro.
  • La Localización: hay zonas de la piel las cuales son más finas como el cuello, el pecho o las muñecas, en cambio hay otras partes del cuerpo que tienen una piel mas gruesa, de esta manera el pigmento del tatuaje llegará más profundamente, como piernas, brazos o espalda.
  • El tipo de tatuaje: los tatuajes que han realizado aficionados suelen quedarse en las capas más superficiales de la piel, y ello hace que su eliminación sea más sencilla y rápida.
  • El tamaño: es normal que no se tardarán las mismas sesiones para poder borrar un tatuaje pequeño que uno que tenga una extensión bastante amplia.
  • El color de la piel: Para eliminar un tatuaje en una piel claras suele ser más sencillo y el laser responde mejor a los efectos del láser, a parte de que necesitaremos menos sesiones.

Eliminación de tatuaje con láser dudas

En general, lo mínimo necesario para eliminar un tatuaje es de 5 sesiones pudiendo añadirse más sesiones en función de los factores que rodean el tatuaje. Entre sesiones hay que dejar pasar unas 4 a 6 semanas. Durante este tiempo el organismo absorbe las partículas de tinta y las elimina a través del sistema linfático.

¿Qué medidas hay que tomar tras las sesiones?

Posteriormente a una sesión de láser, la zona tratada puede llegar a inflamarse y enrojecer durante un corto periodo de tiempo. Es posible que se pueda notar que la zona desprende incluso algo de  calor con la sensación de que  tenemos una quemadura. Lo mejor que podemos hacer es aplicar gasas de frío para reducir las molestias y de esta manera bajar la inflamación.

Las  medidas que desde Avantgarde recomendamos son las siguientes:

  • En Avantgarde te recomendaremos una crema antiséptica y a la vez antiinflamatoria que deberá aplicarse durante al menos unos dias.
  • En Avantgarde te recomendaremos aplicar una crema regeneradora para que de esta manera puedas favorecer la cicatrización.
  • Usar jabones y productos de limpieza con un pH neutro.
  • Evitar exponer la parte afectada al sol, al menos durante 15 días.
  • Evitar que este cerca de calefacción o agua caliente la parte del tatuaje eliminada.
  • No rascarse para evitar inflamaciones.

La efectividad y visibilidad del tatuaje a posteriori

Los resultados que irás obteniendo con las sesiones de láser se pueden empezar a apreciar de forma inmediata, después de la primera sesión. No obstante, para poder observar los resultados obtenidos de manera más definitiva se debe dejar pasara al menos 1 mes desde la última sesión. En todo este periodo, el organismo habrá eliminado los pigmentos de tinta, todo a través de nuestro propio sistema linfático.

El sistema láser que utilizamos en Avantgarde no deja cicatrices en la zona tratada, y si se siguen todas las indicaciones que te daremos apenas se notará que hubo un tatuaje. Lo que si puede ser posible es que haya una pérdida de pigmentación de la piel, pero todo ello en pequeña escala.

Una vez pasado un tiempo, se puede realizar un nuevo tatuaje en el mismo lugar en el que estaba el anterior, siempre que el proceso de cicatrización de la piel se encuentre totalmente finalizado.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Avantgarde Tattoo Collective